Qué hacemos

Si estas satisfecho/a con tu nivel de energía, rendimiento físico y mental y el estado de tus relaciones personales y profesionales, tenemos poco que ofrecerte.

Si en cambio quieres encontrar una fuente permanente de motivación, rendir más y mejor, sentirte vital, conseguir tus objetivos y obtener un equilibrio entre tu cuerpo y tu mente, o sientes que quieres ir más allá de donde estás en este momento, podemos acompañarte y entrenarte para ello de manera eficiente y honesta.

¿Qué es Henkan?

Henkan (変換) es una expresión japonesa que significa “transformación” y es el concepto que permea todo nuestro trabajo con personas y grupos: lograr un cambio visible y preservable en el tiempo que pueda integrarse en la existencia de quienes siguen nuestras recomendaciones para que puedan alcanzar sus propias soluciones y generar una nueva realidad para si mismos/as y quienes les rodean.

Nuestra experiencia nos ha mostrado que los procesos de cambio personal y/o mental que no cuentan con los recursos adecuados normalmente no perduran en el tiempo. Si la persona posee el entrenamiento y el conocimiento apropiados, ademas de encontrarse en buenas condiciones físicas, los objetivos que persiga comenzarán a formar parte de su experiencia cotidiana de manera natural.

Cómo lo hacemos

El objetivo del trabajo que realizamos consiste en eliminar los incidentes con consecuencias a nivel físico y mental que generan comportamientos repetitivos y auto-destructivos, entregando herramientas sencillas con el fin de consolidar una relación serena y próspera con la vida, además de lograr un nivel de compromiso, constancia y disciplina esencial para el éxito de la propuesta.

Entendemos que todo proceso de entrenamiento para la vida pasa por el fortalecimiento de cuatro áreas fundamentales que funcionan como un todo y se influyen entre si unas a otras: física, energética, emocional y espiritual. Por ello que el eje principal de nuestra propuesta se estructura en dos fases que abarcan todos y cada una de estos aspectos: la Fase Física y la Fase Mental

  • Fase Física: Esta etapa tiene como propósito fortalecer, como su nombre lo indica, la parte física del individuo, y está orientada a que la persona consiga re-equilibrar la energía de los órganos vitales, garantizar la absorción de nutrientes, la correcta eliminación de toxinas, recuerde cómo descansar de manera profunda y reparadora y refuerce su sistema inmunológico.
  • Fase Mental:  Esta segunda etapa que se realiza una vez completada la primera, consiste en identificar situaciones dolorosas o incómodas no resueltas que continúan afectando la calidad de vida de la persona mucho tiempo después de haber ocurrido, logrando reducir o eliminar sus efectos negativos a nivel físico, semántico, emocional y cognitivo.

Beneficios

Al finalizar estas dos fases, conseguimos que la persona logre una mejora sustancial de su calidad de vida y que pueda dejar atrás de manera definitiva los condicionantes que le impiden realizarse y disfrutar de la extraordinaria experiencia de vivir de forma plena y libre, lo cual se manifiesta en:

  • Mayor nivel de vitalidad (Menor cansancio y más energía durante el día).
  • Relaciones personales y profesionales más fluidas (Menos conflictos y malos entendidos).
  • Un nivel elevado de creatividad (Más ideas en el mismo lapso de tiempo)
  • Una percepción más tranquila y amplia de la realidad y las situaciones cotidianas. (Menos estrés y ansiedad).
  • Una actitud más positiva (Más opciones y alternativas).
  • Reducción considerable de molestias físicas (Menos resfriados, alergias, dolores de estómago, cefaleas, etc).
  • Mayor nivel de concentración y aprendizaje. (Recordarás más en menos tiempo)
  • Disciplina para lograr objetivos y metas personales y/o profesionales. (Planes llevados a la práctica)

Si tienes alguna pregunta, quieres saber más o concertar una cita, contáctanos.